Tipos de láser para depilación definitiva

El uso de la depilación láser como método para eliminar el vello a largo plazo ha aumentado en los últimos años y, hoy en día, es una de las alternativas más elegidas por los clientes. Con el paso del tiempo, la tecnología utilizada ha mejorado y se han desarrollado métodos diferentes, por lo que el precio de la depilación láser se ha reducido y el servicio ya es accesible para el ciudadano medio.

El tipo de tratamiento recibido es diferente para cada persona y estará basado en su propio perfil específico: el tono de piel o el tipo de cabello serán determinantes a la hora de elegir un método u otro para que la depilación láser sea más efectiva en tu cabello.

Además, la experiencia y habilidad del técnico encargado de su depilación también juega un papel importante, puesto que influye en el tiempo que durará cada sesión, la incomodidad que pueda causar el tratamiento y el número de sesiones a realizar. En Depilación Láser Logroño contamos con expertos con una larga experiencia que se encargarán de que tu tratamiento sea completamente indoloro.

A continuación os mostramos diferentes tipos de tratamientos de depilación láser y su funcionamiento:

Láser de alejandrita

Uno de los tipos de depilación láser más populares es el método Alejandrita. Este tipo de láser se suele recomendar a personas con tonos de piel claros, puesto que es menos doloroso para este tipo de piel. No obstante, es importante saber que el principal motivo por el que no duele tanto es debido a que la longitud de onda del láser es más corta, es decir, éste no penetra tan profundamente como otros, por lo que su efectividad será menor.

Por este motivo, el tratamiento con Alejandrita puede requerir un mayor número de sesiones para lograr resultados permanentes. Aunque su eficacia sea menor, el láser Alejandrita sigue siendo una mejor opción que otros métodos de depilación o afeitado tradicionales.

Láser de diodo

Este láser se suele comparar con el de alejandrita. La longitud de onda de éste es más larga, por lo que la penetración en la piel es más profunda. Por este motivo, los tratamientos con láser de diodo son muy efectivos en personas con tonos de piel medio oscuros y cabello más grueso.

Además, los avances tecnológicos han logrado que este procedimiento sea casi indoloro, lo que lo convierte en una alternativa a tener en cuenta si estás pensando en hacerte una depilación definitiva.

Si lo comparamos con otros tipos de tratamiento de depilación láser, la depilación con diodo suele requerir un menor número de sesiones para completarse y lograr resultados permanentes. Sin embargo, no se puede indicar un número exacto de sesiones, ya que será diferente según la configuración de cada individuo.

Láser Rubí

Este tipo de depilación láser fue uno de los primeros métodos que se desarrolló. Su proceso es más lento en comparación con otros métodos, por lo que su uso se ha visto reducido en los últimos años. El procedimiento sigue siendo eficaz en cabellos claros y finos y en pieles claras. Además, al tratarse de uno de los primeros métodos, existen un gran número de investigaciones sobre su efectividad y efectos secundarios del láser rubí.

Después del tratamiento pueden surgir algunos efectos secundarios, pero una compresa fría e hidratante aliviará las molestias y los efectos desaparecerán más rápido.

Es más probable que los efectos secundarios aparezcan en personas con piel más oscura, puesto que este método no es el más indicado para ellas. Entre estos efectos se encuentran la hinchazón y el enrojecimiento en el área del tratamiento, entre otros. Aunque no todo el mundo experimentará estos efectos, es importante elegir el láser adecuado en función del tipo de piel y cabello.

Láser Neodimio-Yag

Se trata de un láser de alta resistencia que funciona mejor en cabellos más gruesos y fuertes. También es recomendable en personas que tienen un tono de piel más oscuro. Las personas con piel más clara y cabello fino, en cambio, deberían optar por otros tratamientos que sean más efectivos para ellos. El láser Neodimio-Yag tiene la longitud de onda más larga, lo que significa que el tratamiento puede ser un poco más incómodo que otros.

No obstante, al tener una longitud de onda más larga, su penetración es más profunda, por lo que es más probable que este láser depilatorio alcance el fondo de la raíz del cabello y lo mate de forma permanente después de completar el tratamiento.

Luz pulsada intensa (IPL)

Aunque a menudo se le suele clasificar como un tratamiento de depilación láser, la IPL no es en realidad un láser, sino una luz que se usa para dañar los folículos pilosos de una forma similar a la que usan los láseres depilatorios. La luz pulsada intensa es una alternativa muy interesante, puesto que es un método muy personalizable para cada persona. La longitud de onda y la potencia de la luz se ajustan y adaptan a cada tipo de piel y cabello, lo que convierte a este método en una gran opción para todo tipo de personas.

El tratamiento con IPL se desarrolla en varias sesiones, aunque cada persona requerirá un número diferente dependiendo de su tono de piel y el tipo de cabello.

¿Cuál es el láser más eficaz?

El láser elegido dependerá del tipo de piel de cada persona y del grosor de su cabello. Nuestros expertos valoran cada caso y recomiendan un tipo de láser u otro en función de las carácteristicas personales de cada cliente. Aunque no existe un número de sesiones exacto, podremos darle una cifra orientativa para que sepa cuanto durará el tratamiento completo. Contacte con Depilación Láser Logroño para recibir más información.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE